“A la gente le gusta el bebop”


En el escenario del restaurante 4 Gats el jazz suena los martes por la noche. Kike Angulo y sus amigos llenan con el sonido 4 Gats Jazz Trio el espacio que estrenaron Santiago Rusiñol, Ramón Casas y los exponentes de la cultura y el modernismo de finales del XIX.

Kike Angulo lleva algunos años con la guitarra a cuestas, ha recorrido escenarios de muchos lugares Europa y Estados Unidos y ha compartido experiencias con los mejores músicos del mundo del jazz. Profundo conocedor de la evolución del jazz en Barcelona, nos citamos en el restaurante y nos ubicamos en una de las mesas de la zona del altillo para mantener una conversación distendida que no se vea afectada por el murmullo de los comensales, que como siempre, llenan el restaurante.

“Los músicos de jazz debemos estar inmersos en la música las 24 horas del día y compartirlo con otros. Eso enriquece y transmite esencias que durante la actuación calan en el público”.

Es la reflexión que Kike realiza cuando empezamos a charlar. Pero mi interés es que vayamos mas allá y nos explique su visión del ritmo del jazz en nuestra ciudad y las sesiones en 4 Gats.

¿Tenemos cultura de jazz?

“Desde el final de la dictadura española se ha venido produciendo una explosión del jazz. El inicio vino de la mano de la línea más transgresora y la figura de Tete Montoliu, un referente del jazz en muchos lugares, aportó la conexión con el jazz más tradicional. Digamos que mientras en Europa hacía muchas décadas que el jazz estaba presente, la falta de años de tradición en el consumo de esta música en España, provocó que todas las corrientes entraban a presión y distorsionaran el conocimiento de la cultura del jazz. Este aspecto se puso de manifiesto en los músicos de aquí y Tete, a quien notamos en falta, propició que todos nos educáramos en conocer los diferentes matices de este estilo de música”.

Pero habremos evolucionado…

“Barcelona siempre ha sido una ciudad a la vanguardia de muchas manifestaciones culturales y eso se pone de manifiesto en la evolución y puesta al día de las diferentes tendencias del jazz. Hoy existen diversidad de estilos y cosas nuevas que son referentes de una forma muy clara del desarrollo de la vanguardia y la tendencia de vuelta a los orígenes. Además está potenciándose de una forma muy activa gracias a que el swing está de moda y las escuelas colaboran creando afición a un público más joven. La película The Artist es un claro ejemplo de ello”.

¿Qué experimentas al tocar en 4 Gats?

“El hecho de tocar en un restaurante durante la cena es la vuelta a los orígenes del jazz. En Nueva Orleans los músicos tocaban mientras el público consumía una bebida o cenaba. Años más tarde en Broadway, los integrantes de las big band que tocaban en las grandes salas, al finalizar su trabajo se reunían en bares y pequeños locales en los que realizaban jam sessions, una forma libre de interpretar y sentir el jazz rodeados de gente que no tiene la actitud que manifiesta en un concierto”.

“Bill Evans Trio compuso uno de los diez discos más importantes y mayor valor artístico del mundo del jazz. Al batería del grupo, Paul Motion, le preguntaron por qué en el disco se escuchaba el sonido ambiental del local y respondió que esto es Nueva York, la gente viene y va, es lo normal. Lo único que me molesta son los 60 dólares que me pagan”.

“El público de 4 Gats es entendido y en muchas ocasiones nos sorprendemos positivamente con su respuesta. En todas las actuaciones que realizamos en el restaurante incorporamos varios temas del estilo bebop. Técnicamente es una música difícil y es el nexo de unión de las dos tendencias de las costas este y oeste norteamericanas. En Barcelona no existe un escuela especializada pero la energía que transmite cala en el público y entre nosotros nos preguntamos ¿qué ideas nuevas tienes de bebop? para enriquecernos  y tocar cosas nuevas. A la gente le gusta el bebop, es lo que más aplaude”.

¿Cuál es su orígen?

“El bebop nace a la sombra del swing. Después del crack de 1929 y las dos guerras mundiales, una banda con 16 músicos, o big band como se denominaba, era muy costosa. Por ello surgieron los grupos de bebop que con tres o cuatro integrantes mantenían el espíritu de la big band, con un formato más pequeño y económicamente más viable.

Milles David, uno de los maestros del jazz, cuando era estudiante en la universidad de música clásica de la universidad de Nueva York, tuvo la oportunidad de vivir experiencias con este estilo de música y gracias a ello desarrolló la vanguardia del jazz de siempre. Esta es mi escuela y de ahí que toquemos swing y bebop en 4 Gats”.

Kike bio

Su formación se desarrolló en Barcelona en L´Aula de Jazz del Conservatorio Superior del Liceo, en Nueva York con Peter Bernstein,  Joe Cohn y Jim Snidero entre otros, en Boston con Rick Pekan y en Holanda con Jessey Van Ruller. Inició su actividad como guitarrista en el Francesc Burrull Combo, participando en Festival de Jazz de Jóvenes músicos Europeos de 1998 y ha compartido escenario con Daymond Bround, Francesc Capella, Jorge Rossi, y Mike Kaupa entre otros.

Ha sido miembre de The Classical Bebop and Swing guitar duo con el guitarrista  Dave Mitchell, participando en multitud de conciertos y seminarios a nivel nacional dedicados a la guitarra. También del W.A.F. trío, grupo que comparte con el organista Phil Wilkinson y el baterista Roberto Faenzi, realizando conciertos por toda la geografía española. En Nueva York con músicos tan reconocidos como Joe Cohn,  Jack Wilkins, Bucky Pizzarelli, Mike Ledonne o Peter Bernstein y en Europa con Jay Wallis, Fredrik Carlquist, Matthew Simon, Piero Cozzi, Nono Fernández, Torni Solà, Xavi Figuerola y Garry Fimister. Posee dos trabajos discográficos editados, Songbook Fascinating Rhythm y Kike Angulo trio W.A.F, además de participaciones en recopilaciones editadas por Nat Team Media, como Gold Jazz Classics.