Història

Esta historia comienza en París a finales del siglo XIX. Pere Romeu trabajaba como animador y camarero en el cabaret Le Chat Noir. Seducido por ese ambiente, decidió crear en Barcelona un restaurante parecido. Tenía que ser como una taberna: comida barata y música de piano. Lo apoyaron económicamente algunos amigos, entre otros, Ramon Casas y Santiago Rusiñol.

Els Quatre Gats fue inaugurado el 12 de junio de 1897 en la calle Montsió, en un local situado en un edificio proyectado por el arquitecto Puig i Cadafalch. Llamaba la atención porque era insólito, se podían ver detalles refinados y artísticos combinados con objetos característicos de un hostal tradicional. Era algo más que un «remedo del chat noir» como dijo Rubén Darío, uno de los primeros ilustres visitantes, sino no se habría convertido en un lugar legendario. Todos los que pasaban por Barcelona visitaban el local, sería interminable la larga lista de asiduos. Esperaban algo diferente a una buena comida. Como decía Rusiñol, lo que era esencial era «el alimento del espíritu». Esto pretendía también Pere Romeu, que se sentaba con sus clientes y presidía tertulias en las que «se arreglaba el mundo». También se hacían espectáculos de sombras chinas y de marionetas y para anunciarlos Ramon Casas pintaba carteles siguiendo la moda de la época.

Els 4 Gats, al 1901 Casa Martí

El año 1899, con 17 años, Picasso comenzó a frecuentar el local y realizó su primera exposición en la sala grande. También hizo el cartel que se utilizó como portada del menú de la casa. Por el local también pasaron músicos como Isaac Albéniz y sus amigos Enric Granados y Lluís Millet, arquitectos como  Gaudí y dibujantes como Ricard Opisso. Las calles de Barcelona quedaron impregnadas de la bohemia que dejaron y aún hoy se puede respirar el aroma de aquellos que cambiaban impresiones sobre el futuro de su tiempo. Aquellos primeros años, los más luminosos y expresivos, han quedado retenidos en las mesas y ahora están colgados en las paredes. Allí están todos: Picasso, Casas, Opisso, Nonell, Rusiñol…; ellos dan fe de lo que sucedió durante unos años en los que vibró el sentimiento artístico de Barcelona y el de un local lleno de inspiración.

4 gats_pere romeu
4 gats_ Ricard Opisso
4 gats_ 1897

Pero Pere Romeu era un idealista y no un hombre de negocios práctico. Parece ser que si alguien no tenía dinero para pagar la consumición no lo tenía en cuenta ni le hacía lavar los platos. Además, los que pagaban abonaban un precio muy reducido. Así cada día había menos ingresos y se acumulaban más deudas. Hasta que en junio de 1903, cerró la cervecería que había abierto con tanto entusiasmo en 1897. El cierre dejó sorprendidos a todos los barceloneses. Pere Romeuse dedicó a otras actividades como el automovilismo pero continuó siendo pobre hasta su muerte, el año 1908, de tuberculosis.

4 gats_ Santiago Rusiñol,Ramon Cases i el mític Pablo Picasso

Su amigo, Santiago Rusiñol escribió: «aquel sitio pintoresco, lleno de sueños, que asustaban al menestral; aquellos cuadros de las paredes que las chicas de la casa no podían ir a ver porque les gustaban demasiado; aquella humareda de pipas que emborrachaba de ideas a los parroquianos de la casa; duerme en paz amigo, que te lo mereces. Solo habías hecho el bien, y no tengas pena de marcharte! Nosotros sí que te echaremos de menos, y en tí echaremos de menos una época en la que la fantasía hacía vivir».

Después, el local se convirtió en la sede de la casa del círculo artístico de Sant Lluc, hasta 1936, cuando la guerra civil lo cambió todo. Tuvieron que pasar muchos años para que Els Quatre Gats saliera de su letargo y comenzara de nuevo su camino. A finales de la década de los 70, tres empresarios del ramo de la gastronomía, Pere Moto, Ricard Alsina y Ana Verdaguer, se asociaron para volver a abrir sus puertas, con nuevas propuestas para el ambiente cultural barcelonés.

4 Gats l’any 1897
4gats_casa martí
11229759_837400939630044_3267997406695219035_n

A partir del año 1989 el empresario Josep Mª Ferré, con renovado entusiasmo, comenzó a dirigir el restaurante y la «Casa Martí», donde está ubicado, fue restaurada el año 1991 en el marco de la campaña «Barcelona posa’t guapa». Actualmente continúan visitando el local personalidades de todos los ámbitos.

Simbol-4-Gats-Seoarador